1-877-350-3339
 


                   

 

 

 

 

 

 

 
Home
Mi Producto 
Foro
Servicios
Boletines
Nosotros
Descargas
Oficinas 
Contáctenos 
Pagos Online
Enlaces
Preguntas y Respuestas  
Privacidad
Administración
Glosario

Leyes de Protección al Consumidor

Ley "The Fair Credit Reporting Act"
Tarjetas de Crédito para Negocios

 

 

 

 

 Deuda Buena, Deuda Mala

 

  Hay muchas razones por las cuales no podemos lograr nuestras metas financieras, algunas están fuera de nuestro
control, algunas no. Por supuesto que las que no podemos controlar siempre estarán allí: emergencias medicas, perdida de trabajo, reparos costosos ya sea de su casa o de su auto, etc. Pero estos no pasan lo suficientemente seguido para echarles la culpa, cierto que uno solo puede arruinarnos, pero las posibilidades de que sucedan no son altas.

Me imagino que ya saben a donde voy con todo esto, ¡si! Quiero hablar de las razones que si están a nuestro alcance.
La razón por la cual yo llamo a este artículo “Deuda Buena, Deuda Mala” es porque estas son las cosas que usualmente se comen nuestros ingresos.

Esto no es totalmente malo, ni fuera de lo normal, pero es como balanceamos los dos tipos de deudas lo que determina como nuestro dinero se va.

La mayoría de nosotros tenemos un poquito de deuda buena y mucha deuda mala. Con esto no me refiero a cantidad total, no creo que usted tenga mas de $100,000 en deudas malas (aunque increíblemente hay casos en los que si se da), si no a la cantidad de nuestros ingresos que se utiliza para cubrir los pagos de la deuda mala, o sea, que lo que pagamos en total por las deudas malas es casi igual o mas de lo que pagamos por las deudas buenas.

¿Pero como saber si la deuda que adquirimos es deuda mala o buena? Hay una sola forma de saberlo, yo contesto esta pregunta con otra pregunta: ¿Esta deuda tiene posibilidades de hacerle ganar dinero o de hacerle perder dinero? Por ejemplo, estas son unas pocas muestras en las cuales usted puede gastar mucho dinero y entrar en mucha deuda pero no es un desperdicio:

Una educación: Muy cara, pero le garantiza que ganará mucho mas dinero a largo plazo.
Una propiedad: Muy cara, pero Bienes y Raíces crece en valor cada año.
Un auto confiable y barato: Sin un auto, usted limita sus opciones de trabajo.
Inversiones: Si escoge cuidadosamente, estas pueden crecer en valor con el tiempo.

Si usted adquiere deudas para conseguir estos, usted puede ver los resultados del gasto de su dinero. Estas inversiones regresan a usted y no solas, traen con ellas ganancias.

Estos son algunos ejemplos de deuda mala:

Un auto lujoso: A menos que usted haga tanto dinero que no siente la diferencia entre $300 y $900, un auto lujoso es
una deuda no solo mala sino también innecesaria.
Un auto extra: Si solo necesita uno el tener dos es una mala idea, si necesita dos el tercero es una mala deuda, ya que no puede manejar dos autos a la vez, y además tiene que  añadir otro pago de aseguranza por un auto que casi no usa, el gasto es doble.
Un bote, una moto, 4-wheelers, etc: Si, salir al lago o al océano o a pescar es divertido, el problema es que muchas
personas compran estos juguetes al no mas tener un poquito extra que pueden gastar al mes.
Un televisor plasma de 60”: El problema no es que compre el TV. El problema esta en que debido al precio de estos, se
tienen que financiar. Lo que añade un pago más a sus gastos mensuales.

Si usted compra cualquiera de estos objetos, lo usa por uno o dos años y luego trata de venderlo, ¿Lo podrá vender por más o por menos de lo que le costó a usted? Un auto pierde valor al no más sacarlo del lote, eso cualquiera lo sabe. Lo mismo sucede con un bote, TV, una motocicleta, etc. Estos gastos no le regresan ni siquiera su inversión original.

La próxima vez que piense adquirir una deuda, hágase esta pregunta: ¿Es esta una deuda buena o una deuda mala?

Recuerde, la deuda mala es la que mantiene a los pobres, pobres, y la deuda buena es la que mantiene a los ricos
haciéndose mas ricos. Los ricos no adquieren deudas malas, ellos compran sus juguetes con el dinero extra que tienen.
No malgastan en cosas tontas.

Una de mis historias favoritas es la del billonario Warren Buffet, el tercer hombre más rico del planeta (55 mil millones) salio a comer con sus amigos a un restaurante muy prestigioso, el mesero se acerco a ofrecer vino, $250 por copa, todos dijeron: Si, por favor, debe ser muy bueno. El mesero empezó a servir copa por copa a cada una de las personas en la mesa. Cuando llego el turno del Señor Buffet, el cubrió su copa con su mano para evitar que le sirvieran y dijo: “Yo prefiero el dinero.” Puede que esto halla sido solo un chiste, pero la lección es la misma.

Los que han logrado el éxito financiero, saben la diferencia entre un gasto tonto y un gasto inteligente, por eso es que
son exitosos. Puede que a el no le afecten $250, pero ¿Será que el conoce algo mejor en que gastar ese dinero? Yo pienso que si.

 

Por : Brigham Irahetaque

www.EstrategiasFinancieras.com

¡Registrate! Para recibir nuestras guías de Reparación de Crédito "GRATIS"

 

  Envia esta Página A Un Amigo

 

 Copyright ©2006-2008 Central Credit Group Inc.                                                                                                                                 Design By: Central Web Design